BESTIARIO DE LAS REDES SOCIALES: EL ESPERTO

En los vericuetos de las redes sociales y de la internet, en general, abundan aquellos sujetos que responden al perfil de una raza muy peculiar. Se les conoce como “Los Espertos”. Se auto condecoran con diplomas, magísteres, embieis, honoris causa, cursos varios, charlas de fines de semana, textos que escucharon en TED y una serie de ilusiones intelectuales que les bastan para subir a lo alto de sus propios egos y plantearse de modo crítico y riguroso como un observador y tutor de lo bien hecho.

En sus mensajes suele olerse un tufillo a superioridad moral. En cada una de sus palabras, en cada una de sus ideas se observa creciente interés por parte de ellos de ser validados como voces competentes en las más diversas materias. No se confunda con el que de modo honesto y sincero opina desde su propio ámbito de las capacidades y competencias. Esas opiniones se valoran y aquilatan como es debido. La diferencia crucial es que el “Esperto” cree saber de todo, pero su intrépida vacuidad, su supina ignorancia le gana el “gallito”. Una cosa es opinar, decir lo que se siente en determinadas materias y otra muy opuesta y dañina para el desarrollo del sentido crítico es la especulación a la que ellos nos someten.

Un connotado tuitero hace poco escribió, en menos de dos días, opiniones acerca de las pericias desarrolladas en el rescate de los mineros, de las incapacidades de los ejecutivos de un canal de Tv como para “sintonizar” con las audiencias, sobre la impericia del gobierno ante situaciones como la muerte de un menor en un jardín y del “evidente plagio” en una canción que grabó el hermano del Presidente. Aparte de eso se escuchó en una entrevista entregando juicios críticos sobre cine. Un verdadero “Esperto” en mecánica, ingeniería de suelos, sociología, psicología, administración de jardines infantiles, música y composición y hasta de estética cinematográfica y semiótica. ¡A otro perro con ese hueso!

Lamentablemente, eso de que “en el país de los ciegos el tuerto es rey” es muy cierto y es fácil caer seducidos o boquiabiertos ante sus “sesudos” análisis trasnochados y poco profundos. Cantos de sirenas que más parecen de cisne.

Edo.

Anuncios

~ por fuentesilva en noviembre 15, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: