Nostalgia.

¿Se han fijado que la radio Futuro sólo toca música del pasado?

No, no es una crítica, sólo es un comentario estilo Seinfeld: en rigor toda música que se toque en las radios forman parte del pasado porque han sido creadas antes. El vivir mismo es un asunto del hoy y del ayer mas no del futuro. Si el ayer ya no existe en escencia y el hoy es efímero como un suspiro vivimos en una era extraña que cohabita entre el ahora y el después. Eso al menos es lo que dicta la linea fija del tiempo, ese continuo vector incansable que solíamos ver en las clases de Historia. Sin embargo, hay gente que gusta de vivir más pendiente del ayer, que disfrutan más recordando esas imágenes personales que nostalgicamente relacionamos con el tono sepia. Eso es lo que llaman “nostalgia”, la misma que baila en nuestras cabezas cada noche de domingo cuando llegamos hasta a sentir el olor de la margarina con pan de panadería en los 80, esa notable serie de Canal 13.

“Nostalgia, de escuchar su risa loca y sentir junto a mi boca como un fuego su respiración…

Angustia, de sentirme abandonado y pensar que otro a su lado pronto pronto le hablará de amor”

Que buena letra la de esta canción. No em identifica para nada pero tiene una potencia indiscutida.

Las emociones se van sucediendo rapidamente, con frenesí, con lujuriosa prepotencia imponiendo sus designios en nuestros corazones. De la añoranza del ayer pasamos a la rabia del hoy y a un no se qué del mañana.

Yo soy de los que disfruta el efímero ahora cada vez que puedo tomar conciencia del gusto de su deleite. Almaceno gratos recuerdos, como la cena de anoche en compañía de buenos amigos, para tenerlo de reserva en los momentos en que la calma me permita degustar nuevamente esas emociones. Del mañana me hago cargo pero no con tanta frecuencia, me ocupo más del hoy.

Edo

Anuncios

~ por fuentesilva en noviembre 25, 2008.

3 comentarios to “Nostalgia.”

  1. Mientras leía tu post, no pude dejar de pensar en mi abuela, una mujer excepcional, cariñosa y muy buena gente. Ella era de esas personas que todo guardaba. Es cierto que cada vez que alguien necesitaba algo, ella lo tenía en algún rincón. También es cierto que para nosotros (mi hermano y yo) el mejor panorama era esperar a que ella no estuviera para registrar sus cosas y encontrarnos con más de algún “tesoro”. Pero ahora que ya estoy más que grande, lo pienso mejor y veo que hubo tantas cosas que quedaron ahí, en sus cajones, sin que nadie siquiera las viera. Ropa que no usó, perfumes que no se abrieron, chocolates que quedaron cerrados; todas cosas que ella disfrutaba y que seguramente estaba guardando para alguna “ocasión especial”. Tú tienes toda la razón, es mejor preocuparse del hoy, sin despreocupar el mañana, pero sin que te quite el sueño. Lo vamos a intentar, a pesar de que, sin duda, debo haber heredado ese gen guardador.

    Un abrazo

  2. El que guarda siempre tiene, dicen por ahí. En cierto modo es verdad, pero yo hace tiempo que aprendí a no guardar tanto y entregar más, sin pensar mucho en las reservas. Y no estoy hablando precisamente de cosas materiales, si no de emociones, sensaciones, y sentimientos. También algunas experiencias que, tal vez, tenga solo una oportunidad para vivirlas. Yo creo que de nosotros depende que los recuerdos sean gratos, y a diario trato de generarlos así. Somos nuestra propia fábrica de recuerdos, y cada cual decide la calidad de su producción.
    Nunca más se me irá nadie, sin que sepa lo que yo siento por esa persona. “Lo que hacen en vida, resuena en la eternidad” arengaba Máximus, en “Gladiador”. “El día de mañana no lo ha visto nadie” dice mi padre…
    Un afectuoso saludo, y un abrazo.

  3. De alguna forma es verdad …reservar para tener y no reservar y solo vivir,…creo que sin darnos cuenta aveces guardamos muchisimas cosas en nuestras memorias que no sabiamos que las teniamos..Yo por ejemplo ..recuerdo muy bien los sabores de las cosas ricas de Chile..cosas simples aveces que nadie repara que existen..sino hasta ue ya no estan..como el de las tortillas de rescoldo calientes con mantequilla que nos preparaba mi abuela en el campo cuando la visitabamos en verano..el aroma de las ciruelas en los arboles..los membrillos jugosos y amarillos…el olor de la cagnas del trigo al ser cocechado en verano..la mermelada de mora…las papayas…chirimoyas…las castagnas..la marraqueta…hufff en fin..aveces me emosiono mucho al recordarlas…porke ademas van unidos a personas importantes en mi vida y otras veces claro…muero de deseos que sentir esos sabores de nuevo ..y me desespera no tenerlos cerca..

    Mis buenos y malos momentos almacenados en mi cajita de los recuerdos..me hacen pensar muchas veces , que tan malo es vivir recordando y que tan buenos son a la ves…pero cual es la medida justa para poder continuar y hacer una vida lejos..bien lejos, sin retorno alomejor y no morir intentando conservar cada detalle de lo que ya no tengo??

    Miles de abrazos para todos….para ti tambien Luis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: