¿Conoces a Hamilton Naki?

Hamilton Naki fue un asistente médico y maestro sudafricano que sin ninguna formación académica ha sido considerado un tremendo cirujano, el cirujano clandestino.

A Naki, quién murió en mayo de 2005, se le reconoce además por colaborar con el doctor Christiaan Barnard en las investigaciones que dieron origen al primer trasplante de corazón exitoso, aunque en ocasiones se le ha atribuido intervención directa en el trasplante (lo que algunos consideran es erróneo).

Más allá de si efectivamente intervino a  pesar de no tener estudios superiores, su historia es absolutamente rescatable y meritoria.

Naki vivió en Sudáfrica en medio del apartheid, ese nefasto movimiento que segregaba a la población de color relegándola legalmente a menores escalas de vida.

Él no tuvo estudios, se retiró del colegio a los 14 años. Comenzó limpiando los chiqueros de las dependencias de la escuela de medicina, una labor desechada por todos. Aprendió cirugía presenciando experiencias con animales, mirando, leyendo. Se transformó en un cirujano excepcional, a tal punto que Christián Barnard lo requirió para su equipo en la primera experiencia exitosa de transplante de corazón, lo que supuso un serio inconveniente porque una persona de color no podía operar ni tocar la sangre de un blanco.

A pesar del reconocimiento de sus pares en términos de capacidad y conocimientos, al punto de llegar a ser docente, nunca recibió un sueldo superior al de un técnico de laboratorio, porque la ley impedía otra realidad. Pero él nunca cambió su forma de ser amable, cercana, sencilla, que lo hacía vivir sin suministros básicos en las afueras de la ciudad. Después de 40 años enseñando medicina, siendo un cirujano clandestino, se retiró con una pensión similar a la de un jardinero (US $275, menos de $140.000).

Sólo una vez terminado el régimen del apartheid en 2002 recibió un diploma y un Doctorado Honoris Causa de la Universidad del Cabo mas la Orden Nacional de Mapungubwe. Con lo que obtuvo acondicionó un bus como clínica móvil y llevó salud a los más pobres.

Se los presento para que una vez más pensemos como con tan poco, a pesar de todo, se puede llegar a ser grande, grande de verdad.

Edo

Ps: El propio Christián BArnard dijo poco antes de su muerte: “Tenía mayor pericia técnica de la que yo tuve nunca. Es uno de los mayores investigadores de todos los tiempos en el campo de los trasplantes, y habría llegado muy lejos si los condicionantes sociales se lo hubieran permitido”.

Otros Links:

El Mundo de España

Entrevista (en inglés)

Anuncios

~ por fuentesilva en julio 31, 2008.

6 comentarios to “¿Conoces a Hamilton Naki?”

  1. La verdad es que no sabia nada de el hasta ahora…no sabia que habia contribuido en alguna forma con Barnard..y me remece profundamente y una vez mas , el poder que tiene sobre las personas , la Pasion!! de haecr lo que te gusta y lo que quieres, sin esperar recibir algo a cambio, y mas meritorio aun , con el mundo en tu contra!!

    De alguna manera me recuera uno de mis libros favorito .. El Medico de Noah Gordon…es genial y apasionante!!

    Saludos

  2. Increíble como alguien con el talento y vocación de Naki no haya podido hacer trascender su trabajo debido a las condiciones sociales en las que vivió… al menos fue reconocido en vida y su labor no fue en vano, sin duda que es una lección de vida bastante valiosa!!

    Saludos!

  3. Ultra valorable, sin duda. Luchar contra todo para lograr su sueño y en condiciones tan adversas. Al mismo tiempo creo que si Naki hubiera vivido en las mismas condiciones (OJO, en las mismas condiciones, sin estudios formales), pero en otra cultura,como la occidental, tal vez habría tenido menos posibilidades de lograr su sueño. En culturas como la nuestra, si no fuiste a una universidad de prestigio, si no tienes un MBA o un diplomado, se hace más difícil conseguir un buen trabajo. Y si hablamos del campo de la salud, con mayor razón. ¿Quién pondría su vida o la de un hijo o un ser querido en las manos de alguien que no estudió en una escuela de medicina? Desde ese punto de vista,me parece que Dios puso a Hamilton Naki en el lugar correcto. Tal vez no obtuvo la recompensa económica que merecía, pero sí ayudó como nadie a los que lo necesitaban y llegó a ser reconocido y valorado por eso. De seguro eso debe haberlo hecho inmensamente feliz.

    Saludos

  4. Que valiosa lección de vida!!!!
    las ganas de superación que se ven en Naki son increibles…dan para pensar, como dices tu edo. Me encanta todo lo que compartes con nosotros en este blog!!! Admiro tu energía y tu amor por lo que haces….muchos cariños desde un frio y lluvioso chillán.

  5. ooohh que increíble no conocía su historia voy a aaveriguar más ahora de él…

    saludos

  6. Realmente es otra tragedia del apartheid que por asuntos raciales no le recompensaran tan meritoria carrera. Abajo el racismo! Abel Gómez Goff. Odontólogo panameño. 6 de septiembre de 2,008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: