Desde Sao Paulo, Brasil 2

Sao Paulo fue fundado por misioneros portugueses que instalaban banderas en cada comarca que señalaban para si. Es por ello que se les conoció como Bandeirantes. La imagen muestra uno de los monumentos que recuerdan esta historia en una ciudad tan grande, cosmopolita y extraña como esta.

Hago este recordatorio como una muestra de lo contradictoria que es esta urbe. Una ciudad gigantesca, eso ya lo sabemos, inmensa, con tacos desproporcionados, puentes extraordinarios, restorantes siempre llenos y tiendas demasiado lujosas. Lujo, placer, estética, espacios, dinero en todas partes. Se nota la prosperidad.

La contradicción de un origen basado en principios piadosos de los misioneros (si, es verdad, esto da para un debate inmenso) pero al menos en el papel se ve así. Ahora una ciudad metalizada en su grado máximo, víctima o no de un auge comercial que les tiene viviendo un mundo de precios altos (para nosotros) pero que se hacen accesibles para “casi” todos allá. Gante que antes no estraba a Daslu, un mall con marcas exclusivas y precios altos, que solo por entrar cobraba cerca de 7 lucas, ahora va y compra. Salen con bolsas y suben a sus autos modernos… o al helicóptero que les espera en la azotea del mall. ¿Cómo entender que a unas cuadras haya una favela? Imaginen el barrio de Sanhattan y dos cuadras más allá gente viviendo en la indignidad máxima. Contrastes.

El jueves en la noche visitamos con la delegación panameña un lugar llamado “Café Musique”. Un club moderno, sin ostentación, con guardias en la puerta que dejaban entrar selectivamente a los eventuales comensales. Pasamos, te pasan una tarjeta. Tu pides todo lo que quieras y se va cargando en la tarjeta. Antes de irte vas y la pagas, te ponen un brazaleta y estas listo para salir. Afuera Camaros, Mercedes, Porshes… todos de lujo 100% deportivos. Adentro, guapísimas mujeres, muchas sobre al metro ochenta, moviéndose loca y sensualmente al ritmo de un electro trance ensordecedor. Era como estar viendo el resumen de temporada del programa del Doctor Vidal mezclado con Wild On!. No mentiré, lo pasé muy bien, pero too much (En la foto inferior se ve su barra, notable la bandera).

En la entrada anterior les conté de la visita a la fábrica de LG en Taubauté. Una instalación inmensa que demuestra la seguridad que da este país para las inversiones. Un país que estaba sumido en el temor de una economía centralista a cargo de Lula ofrece espacio para millonarias divisas. ¿Será la herencia de la impresionante colonización japonesa que este año cumple 100 años?.

El pabellón que está en la esquina inferior izquierda es donde se hacen los celulares. 15 mil personas trabajan en esta planta donde se hacen televisores, lavadoras, refrigeradores y otros productos para el mercado latinoamericano. ¿Se pueden imaginar la confección de celulares a mano?. Así es. Todo el proceso de armado y creación de los teléfonos se hace a mano. No hay robots, hay personas que laboran en cadenas de producción altamente especializadas. Impresionante… ya lo mostraremos en la tele.

Anuncios

~ por fuentesilva en junio 16, 2008.

6 comentarios to “Desde Sao Paulo, Brasil 2”

  1. Genial ntu viaje, gracias por compartirlo con quienes leemos tu blog y tenemos la suerte de poder viajar por el ciberespacio, conociendo estos rincones…

    Bxos y Abxos

    Goretti

  2. Hace un tiempo leia en otro sitio lo que comentas de ese “super mall”, para millonarios en la ciudad de Sao Paulo… en realidad es super impresionante pensar en los contrastes de un pais y su gente.
    Mirando un tema algo mas “agradable”, el tema de LG, estaba segura que dirias que el ensamblado sería realizado por maquinas… es bueno leer que aun no somos reemplazados en un 100%.
    Como dice Goretti, gracias por tus comentarios y acercarnos el mundo desde otro punto de vista.
    Un beso!

    Pola Bilbao.

  3. gran aporte lo de los “bandeirantes” … gracias por compartir!

  4. wow!
    impresionante… por algo Brasil la lleva en muchos aspectos aqui en latinoamérica, interesante reporte!

    saludos!

  5. Hola Edo
    entrenido recorrer cibernéticamente una parte de Brasil contigo.
    Eso de las favelas es algo descolocante, hace algunos meses tuve la oportunidad de hablar con unos amigos que estuvieron misionando por esos lado… hay tanta necesidad!! y pensar que solo a unos metros está el lujo en su máxima expresión…

    Besiños! 🙂

  6. eduardito gracias por compartir esas fotos y toda la información. Brasil es un país de contrastes, OJO, dije contrastes, aunque dicen que allá están los mejores (trastes) cosa que tú los pudistes ver en terreno o no? jejejejeje….Me alegro que hayas llegado y sin ningún inconveniente. Besitos y se te extrañó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: