A Aurelio

Comenzaré diciendo que a los protagonistas de esta historia no los conozco en persona, nunca creo haber compartido con ellos en algún lugar, pero el dolor del pasado me hace tenerlos presente como miles de  chilenos que hicieron suyo la pena de la búsqueda desesperada de una familia.

Hace unos años una pareja que veía el futuro con el brillo de la ilusión más pura, con la esperanza más presente que nunca en sus pupilas vio como todo se venía abajo por uno de esos esperables caprichos del bello planeta que habitamos. Ese planeta que suele unir en una misma escena los parajes más soñados con el dolor más profundo. Un tsunami se llevó los sueños y parte de la vida de Aurelio Montes junto con la vida de su reciente esposa, Francisca Cooper.

Durante el fin de semana, este fin de semana especial, donde los que creemos confiamos en la esperanza, en el triunfo de la vida. Este fin de semana en que los cristianos (no solo los católicos) sentimos una vez más que todo tiene una segunda parte, una nueva esperanza, un nuevo sueño que merece el esfuerzo vivir. Justo en medio de esto leo una entrevista al padre del joven enólogo que comentaba, al pasar, que su hijo se volvería a casar. No se bien por qué, pero solo pude sentir alegría inmensa y un deseo de prosperidad para él y su novia, de verdad que sentí esa felicidad como propia. Se comparte el dolor y nos une la alegría que imagino les inunda.

Aurelio, me da un poco de pudor hablarte así en la distancia y el desconocimiento, con la patudez que me regala este espacio que me premia con muchos amigos que suelen venir acá y compartir su mundo privado maravilloso. Aurelio, yo paso todos los días por el colegio en que hizo clases Francisca, por lo que es imposible no dejar de sentir su partida cada mañana. Una partida insisto que compartiste con el país entero que estaba pendiente en ese momento oscuro que tuviste que afrontar.

Aurelio, no sabes cuan feliz me siento de saber que el sol tibio otra vez entra en tu ventana. Quizás nunca dejó de hacerlo, quizás siempre sentiste esa luz de esperanza, quizás los emprendimientos solidarios que sacaste adelante en este tiempo sea la prueba de tu alma noble, intacta en medio del desconcierto de quienes a veces no tenemos la sabiduría necesaria para entender en el acto los detalles.

Aurelio, siento que somos muchos los que te deseamos la mejor de las fortunas. A tu nueva mujer el deseo más grande de que ese amor que les inunda saque adelante la dificil misión. El pasado no ha de quedar en el olvido, todos debemos reverenciar lo que antes fue la portada de nuestros sentimientos porque eso nos convierte en lo que somos y que nos debe hacer sentir plenos de orgullo.

Seguramente esa brisa de las tardes otoñales que estamos compartiendo, sea una prueba tangible de esa sensación de que nos merecemos ser felices todos, que debemos a veces pasar por dolores intensos, unos más que otros, para lograr esa parcela de plenitud que a todos nos corresponde. Porque es justo, porque es necesario, porque es nuestro derecho. Esa brisa es el aire de lo nuevo, lo que se empieza a terminar o lo que se termina de iniciar.

¿Quién sabe a ciencia cierta lo que depara el destino de cada uno?

¿Quién es capaz de ser lo suficientemente fuerte como para enfrentar la vida diario sin doblegarse siquiera una vez?

¿Quién puede apuntar con el dedo a una pareja feliz, quién se siente capaz de juzgar?

Todos vivimos y morimos un poco en medio de esta vida llena de dudas y con tan pocas certezas, todos tenemos nubes en algún momento pero esperamos con la paciencia su disipación.

Yo hace poco viví y morí un poco, lo certero se me desmoronó y de pronto te ves en medio de todo pero rodeado de nada. Pero decidí seguir viviendo y feliz, más feliz que nunca, más dispuesto que nunca, con más ánimo que nunca. Trabajo cada mañana, en mi espacio de canal 13, tratando de que otros se despierten con ganas, que abran la ventana y le regalen una sonrisa al mundo y a su destino (cierto o ignoto).  No dejo que el fastidio de quienes no quieren vivir me desmorone, no acepto el desánimo de los agoreros. No señor, acepté vivir y vivir feliz, como tu, como ustedes, como muchos otros que conozco, como Vicente y Paula mis amigos.

Que Dios les bendiga en este paso valiente que emprenden. Seguramente muchos de los amigos que acá vienen a diario lo compartirán.

Edo Fuentes

Anuncios

~ por fuentesilva en marzo 24, 2008.

9 comentarios to “A Aurelio”

  1. Muy lindo, edo, de verdad, eso me hace pensar que todos tenemos una oportunidad mas en la vida para seguir viviendo amando y entregando todo lo mejor de uno a otro ser,

    yo aun espero mi momento y aquella persona, pero tranquila sin ansiedad, puse mi vida en manos de Dios, y que el deparara lo mejor para mi, y se que sera asi, El sabra elegir lo mejor para mi

    Falle una vez, me equivoque e hice daño, pero ya pague y Dios me perdono y me acogio en sus brazos, y desde entonces he sentido su amor y cariño, y lo seguire sintiendo cada dia mas,

    solo me falta esa persona, para seguir creyendo en la vida, y en las oportunidades que te da esta, y que todo lo que nos pasa es para fortalecernos y a la vez hacernos mas sensibles al dolor ajeno,

    lo mas importante de esto, es darnos cuentas que no estamos solos y que todos sufrimos, pero que despues todo se recompensara

    suerte y que Dios te de todas las bendiciones del mundo, y a todas las personas que tienen la oportunidad de renacer y vivir otra vez

  2. Fijate Edo… que ayer leyendo el articulo de A Montes padre, a traves de la bendita prensa Online…me enteré de esta noticia y se me puso la piel de gallina… de feliz!
    Incluso fue tema de conversacion durante la tarde… A mi me toco fuerte el tema de ellos 4 años atras… porque fué como una leccion de vida para mi y mi marido, fué justo el año en que mi marido volvió a su pais natal (UK) y yo me quedé en Chile, con la porfiades de que a mi nadie me mueve de mi pais…y estuve a punto de arriesgar mi relacion, por una tontera. Cuando ocurrió el tsunami en Tailandia y se supo de la desaparicion de Francisca, fue terrible, pero cuando todo chile se enteraba además que era una pareja de recien casados…fue peor!
    Seguí cada día los noticieros y la prensa con la esperanza de que la encontraran con vida …cuando finalmente supimos que no, fue desgarrador… lloré mucho pensando en el dolor infinito que sentía Aurelio al perder al amor de su vida…en el momento que menos se puede esperar…la luna de miel.
    Recuerdo lo mucho que me hizo pensar todo lo ocurrido… de que estaba casi perdiendo al amor de mi vida por una tontera mia y no era el destino que nos separaba sino mi terquedad….Gracias a Dios reaccioné y aquí me tienes poniendole el hombro a la adversidad, Luchando con la nostalgia y el frio invierno pero junto a mi marido y mi familia.
    El dia de nuestra despedida en Chile nos acompañamos por unos ricos vinos chilenos que compartimos con familia y amigos… en la etiqueta de esos vinos se lee….”All our vines and wines are the result of the personal dedication, a great Team and a little help from our ANGELS”…….Quiero imaginar que esos angeles que custodian el esfuerso y el trabajo de los Montes, es tambien la presencia de Francisca..que de alguna u otra manera esta en ellos y en la memoria de quienes no la conocimos … pero que en alguna forma nos tocó profundo.

    Muchas felicidades a Aurelio por ser tan valiente y corajudo…que Dios le llene de bendiciones y prosperidad en este ciclo de su vida.

    Con todo nuestro respeto………

  3. Hola Eduardito 🙂

    Linda noticia me has dado esta mañana. Que alegría inmensa saber que Aurelio se atreve, otra vez, a vivir la aventura del matrimonio a pesar de la difícil experiencia anterior. Bien por él!

    Y me quedo con tu contagioso espíritu feliz y con las ganas de vivir 🙂

    Besos

  4. Aurelio, mucha Felicidad!!

  5. Que hermoso que Aurelio vuelva a sentir el amor, la historia pasada fue muy conmovedora, yo creo que para el pais entero, lo bueno es que el despues de esa caida tan dolorosa a vuelto a ponerse de pie, con esta noticia, que a todos nos alegra mucho

    Saludos, y que Dios los bendiga por siempre

    y claro que a ti tambien eduardo =)

  6. Eduardo, me gustó tu blog y también tus atinados comentarios. Es un agrado leerlos. Bueno, siento por tu trabajo una sincera y anónma admiración, reonozco tu talento y, en especial, tu gran sentido del humor. Cada tarde me diviertes con tus ingeniosas salidas, aunque sean a costillas de ese otro incomparable, Tomás Cox. Buena dupla.
    Te invito a visitarme en http://www.cicalmo.wordpress.com
    Compartiremos algunos puntos de vista desde diferentes ángulos.
    Felicitaciones una ves más.

  7. Edo, la vida y el Señor de allá arriba tiene caminos misteriosos por sobre los cuales escribe nuestros destinos con una pluma de tinta indeleble que maneja a piaccere.
    A Aurelio yo tampoco lo conozco y menos conocí a Fran Cooper, sino hasta ese aciago día aquel de Diciembre. Y lo sentí mucho, verdaderamente, porque ejerciendo la empatía jamás me gustaría enfrentarme a una situación tan desgarradora como esa.
    Sin embargo, lo que Aurelio vive hoy no es olvidar. Para nada. Eso no se olvida. Lo bonito de ello es que fue capaz de sobrevivir, no sólo a la tormenta, sino también al dolor; hizo algo que no todos, ya sea en mayor o menor medida según la amargura, logran hacer al “día después”.
    Siempre hay un momento en nuestras vidas en que sufrimos un golpe tan fuerte en el arbol del alma, que aparte de botar las hojas, nos lanza y rompe los sueños, los proyectos, las alegrías, los instantes de complicidad, las caricias en una puesta de sol, un suave “buenos días”, un cobijador “buenas noches”. Dios, en su afán de no jugar a los dados, se ocupa de hacernos vivir, escribiendo y reescribiendo las páginas de nuestro libro de historia. Y, fijate, que siempre nos da 2 opciones: te levantas o te quedas…
    Los que en algún momento preferimos levantarnos aprendimos a sobrevivir al dolor, a entenderlo, a convivir con él. Así, y sólo así, podemos volver a ser lo que casi antes fuimos. Y digo “casi” porque somos personas nuevas, con una nueva marca en nuestra espalda, con una nueva lección aprendida, con una nueva motivación de vivir, de crecer, de ser.
    Me hago parte de las palabras que más arriba dijo Selenita: Hay que poner nuestra vida en las manos de Dios. El resto, el tiempo mejor, vendrá por añadidura.

  8. Me recuerdo cuando leí por 1º vez el libro Paula, de Isabel Allende, era el año 97 y me costo pillarlo en la biblioteca de la U de Concepción, lo leí en una noche, 5 horas me demore y mi paradoja es que esa mañana del 24 de junio, saliendo de un cementerio, del funeral de la abuela de mis primas, mi padre fue atropellado por un joven que no tenía licencia de conducir y el permiso de circulación del camión no estaba al día. Por eso hace 4 años que también lloré por Francisca y por Aurelio, lloré por el amor, pero creo que ese amor fue vivido a full, eso da la fuerza para salir adelante.
    Si no me equivoco la novia de Aurelio, Ximena, también paso por algo similar. Estoy segura que sus ángeles están felices por el amor. Muchas felicidades a ellos.
    Volviendo a lo del libro, creo que las casualidades existen, esta fue para mi la mejor; puedo decir que me ayudo, a pocas horas, y me sigue ayudando a entender ese paso.
    Pero antes de decir más, el cliché dice que no debemos guardarnos nada, debemos ser capaces de expresar lo que sentimos, debemos enseñar a entregar, eso es lo importante.
    Decir te amor, es decir que estamos vivos.
    Gracias Eduardo, eres un sol.
    Pd. Mi televisor esta programado por ustedes a las 6.20 am.

  9. Soy de Ecuador y aunque no lo crean por razones inexplicables senti mucho lo que vivió esta pareja……… Dios es tan especial que siempre nos regala oportunidades en la vida que no debemos desaprovechar……….la vida continúa y la valentía demostrada por parte de Aurelio es extrema, es algo tan sobrenatural que sólo puede ser regalada por Dios…..desde el centro del mundo…….Dios los bendiga y los prospere en todo……..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: