CUENTO: El Mensaje

El “Barriga” González estaba sentado en la larga y cuadrada barra. No miraba a nadie en forma particular aunque sus ojos miraban cada rincón como si no lo conociera. Algo extraño para quién solía sentarse en el mismo piso al menos una vez a la semana.

González conocía el boliche desde que los antiguos dueños eran jóvenes y de eso ya habían pasado largos años.

Yo lo miraba cada cierto rato, desde el otro extremo de la barra, con algo de curiosidad.

Un Chacarero sin ají, un Diplomático y un Lomito tomate mayonesa desfilaron frente a él antes de terminar su cerveza Toro Bayo. No era la amplia dieta la que me sorprendía, mal que mal él es un gozador de aquellos que cada vez son más escasos. Su gloriosa panza daba fe de ello, lo mismo que la generosa forma de compartir con sus amigos, lo que lo había hecho famoso en varios pueblos del país, donde le decían “el Rajado”.

Me intrigaba la forma en la que veía las cosas, la nostalgia que inundaba su cara. Por un momento pensé que era el modo en que la gente que presiente su muerte se despide, después me sentí mal por pensar eso y me dio un poco de asco.

Me paré, sonreí con un pequeño gesto a la señora que me atendía y fui al baño para mojarme la cara, a fin de evitar que la sensación de asco me ganara la batalla. Llegué a tiempo para evitar un bochorno mayor.

Cuando regresé, el “Barriga” tenía a un tipo de pelo lacio y medio sucio hablándole a un lado. Era un sujeto triste, mal vestido, con los trapos sucios y el pelo engominado y opaco. Le hablaba cerca de la oreja para que nadie se enterara del contenido del mensaje. González nunca lo miró a los ojos, él seguía mirando de frente, fijo y atento a la pared donde descansaba una vieja conservadora de frío con un afiche gastado que decía Pilsener Dorada.

Cuando el mensajero de fue, el “Barriga” había terminado su lomito, con la mano en alto hizo un gesto y a los pocos minutos otro lomito, igual de grande que los anteriores, estaba en un plato frente a él. Otro gesto y una cerveza distinta que no alcancé a reconocer estaba llenando su vaso mojado.

Comió con cuidado, deboró con precaución, bebió con delicadeza. Hubiese sido un cuadro elegante de no ser por el llanto silencioso que inundó su cara.

Se levantó con prontitud, pagó lo comido y dejó varias monedas de propina en un cenicero blanco que decía Martini en un costado, las que fueron agradecidas con especial gracia por parte de las mujeres, mayores todas, que atendían el boliche.

Nunca supe que había causado el llanto del “Barriga” González en esa barra. Nunca supe quién era el mensajero triste de aquella calurosa tarde de sábado en el boliche alemán de la Alameda.

Anuncios

~ por fuentesilva en febrero 4, 2008.

7 comentarios to “CUENTO: El Mensaje”

  1. Edo querido, soy más visual que kinestésica y todo lo demás… cuando leo tus cuentos, literalmente, veo las escenas… haces buena descripción del ambiente. Aunque, pensé que la historia transcurría en el Edward’s Bar y de repente me hiciste aterrizar en la Fuente Alemana… ¿qué cosas no?

  2. Que interesante no conocía esa faceta :P. Es gráfico al nivel de como dice el comentario de arriba, de verdad es agradable lectura.

    De pasada un saludo y felicitaciones por tu programa 3×3 y por tu participación en el En Boca de Todos, no solamente por lo ludido y entrete sino también porque le das un espacio a la tecnología en la televisión cosa que hace falta para culturizar un poco en ese ámbito a la gente.

  3. ……..me dejaste con las ganas del final. No es critica, solo lo siento inconcluso.

  4. También quedé intrigada por el llanto del “Barriga”; pero lo que me gustó de él, es que toma buena cerveza: la Toro Bayo, de Cervecerías Kunmstmann.
    Saludos desde Valdivia.

  5. Me sorprende leer estos parrafos… felicitaciones por esa gran capacidad…

    Mi comentario también tiene otro fin, Lo que pasa es que tengo un blog en el cual necesito tener comentarios sobre un tópico particular relacionado con La presidenta Bachelet, ud se preguntará de por que “necesito” dichos comentarios… Pues lo que pasa es que mi proyecto de titulo consiste en un analizador automático de texto… trato de rescatar el sentimiento que hay por atras de un texto plano… pero para so debo tener mucho texto de entrenamiento… Mayores detalles en el mismo Blogs: http://jonnattan.wordpress.com

  6. Hola Fuentes Silva,
    Lo fantástico de los blogs es que nos permiten acceder a otras facetas de las personas. Buen texto. Volveré por aquí.
    Te mando un abrazo y te comento que es un gusto despertar con tu agilidad mental y simpatía.

  7. ME LLAMÓ LA ATENCIÓN EL NOMBRE DE “PILSENER DORADA”¿ HABÍA EN CHILE UNA CERVEZA QUE SE LLAMARA ASÍ ?- PILSENER,PORQUE VI OTRA QUE ERA ¿ PILSENER CRISTAL?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: