Lucas Bart El Aventurero

Ustedes ya conocen a Lucas Bart, mi perro sin igual.

Mi perro es mi amigo, el que me escucha, al que mimo, al que cuido, el que no me juzga y me quiere como soy.

Él me espera con ansias y me mira con los ojitos brillantes, !como me gusta esa mirada!, cuando me asomo por la ventana hacia su canil.

Lucas mueve su colita con ganas, con fuerza, tratando  de hacerse el simpático, cuando no necesita nada para ser el rey de la casa.

Lucas disfruta de sus paseos a la Laguna de Chicureo. Ahí, él también es el rey.

¿Por qué le gustan tanto las aventuras a Lucas Bart?. Habiendo caminos hechos prefiere la parte agreste, donde el cerro está más seco, donde abundan los conejos que persigue con saltitos similares a los de los orejudos que persigue. Lucas se queda pegado mirando a los pájaros y los corretea. Corre, salta, se detiene, me mira hacia atrás y viene corriendo desaforado, con su hocico abierto y los ojos achinados. Vuelve a correr y salta las cercas y las pircas hasta darse un merecido chapuzón en esa laguna que lo conoce desde que contaba tres meses de vida y en la que ahora se interna hasta donde pasan los kayaks que lo miran con extrañeza.

Ayer conoció a una chica. Pola se llama, labradora como él, 4 meses menor, de un tono algo más café, bella y estilizada. Corrieron, saltaron, se bañaron juntos. Se miraban felices y no pescaron más a sus dueños. Cristián y yo, como consuegros, conversábamos de las rarezas de la vida y de lo bello que es criar una mascota.

Nos costó que se despidieran, ellos querían seguir jugando. En casa Lucas lloró. No es broma, no eran ladridos, era llanto. ¿Será acaso que el aventurero de Lucas Bart se enamoró?

De vez en cuando me gusta contar de Lucas, mi perro que es mi hijo. Mi mascota preferida, el que me hace soportable el día a día en una casa a veces muy grande para este ser.

El video que está a continuación no es de ayer, es de días atrás cuando Lucas, el bueno de Lucas, decidió bañarse con unos amigos en su laguna.

Edo

Anuncios

~ por fuentesilva en enero 30, 2008.

8 comentarios to “Lucas Bart El Aventurero”

  1. Amo a tu perro. Nada más. Y considerando que este es su primer amor… deberías darle consejos de que lo disfrute al máximo, le mueva la colita, le langüetee la nariz, compartan el Dog Chaw y principalmente, Edo, ponte de acuerdo con consuegro para que se vean nuevamente… no vayan a ser Edo Montesco y Cristián Capuleto poh!

  2. Se me quedó algo en el teclado. Dijiste: “Mi mascota preferida, el que me hace soportable el día a día en una casa a veces muy grande para este ser”. Puchas que te entiendo. La Simona y la Agustina casi se están transformando en un sucedáneo de mi heredera, ahora en tiempos de ausencia… y es increíble cómo al pescarlas aún más de lo que habitualmente las pesco (que es harto)… se comportan aún más humanas… qué loco, no?

  3. Esta maravilla de perro ama la vida, el mundo y su gente y se hace querer… igual que su dueño… tal para cual. Qué felicidad para ustedes haberse encontrado y unido sus vidas.

  4. El perro, el mejor amigo del hombre… se nota que Lucas Bart es tu partner y compañero fiel!

  5. Un perro es, definitivamente, el único ser incondicional que un ser humano tiene a su lado. Por eso, maravillosa la vida por haberte unido a él. Dile siempre que lo quieres, abrázalo, tómale la carita… Yo qué daría por tener al mío al lado. Ayer, mi perro Thai, que vive un poco lejos, era un amigo al que clamaba entre lágrimas. Suerte para Lucas Bart!

  6. Mish se nos enamoro lukitas, q lindo, espero que disfrute a concho este amor, ya que el primer amor nunca se olvida.
    Mucha suerte para el maravilloso lukas Bart el perrito sin igual, y besos para su amo.

    Se cuidan.

  7. Eduardo te entiendo perfectamente,mi perro se llama spike es un cocker segun mis calculos debe tener 60 años de perro.
    al igual que el tuyo me alegra mi vida,nos regala momentos inolvidables a mi mujer y a mi hijo,nos apena saber que el momento de separarnos llegara, pero lo que hemos vivido con el nunca se borrara de nuestras vidas.

  8. ¡que bonito que Lucas se enamore! y que disfrute de la laguna de Piedra Roja. Mi perro (el Samuel) nunca se enamoró, no a conocido a nadie de su estirpe en sus más de 70 años de vida perruna. Tampoco se baña ni en laguna ni en piscina; si vé un charco de agua se asusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: